REVUELTA FRANCESA

Quién nos lo iba a decir de la "Francia social". Día tras día anochece bajo el toque de queda debido a la gran revuelta que miles de ciudadanos, en su mayoría de origen inmigrante, están llevando a cabo porque el Estado social los ha olvidado sin dar respuesta a sus derechos como ciudadanos. El desempleo, la falta de vivienda así como la ineficacia e inhibición de la administración en general han generado unas bolsas de empobrecimiento y exclusión, que en el caso francés, se nutren de jóvenes con conciencia de su situación y que toman la calle para lanzar su grito desesperanzado y desesperado.
En España nos preguntamos si puede darse una revuelta de similares características, como está ocurriendo en Alemania y Bélgica. Hoy por hoy no es probable. La inmigración que está llegando a Andalucía, sobre todo la magrebí, se va asentando en zonas rurales para desempeñar principalmente tareas agrícolas, lo que facilita una mayor integración social. El riesgo puede darse en las ciudades cuando ante la falta de política social y de una implicación ciudadana que la favorezca, los inmigrantes puedan engrosar y formar parte de la población que padece la exclusión social.
Por consiguiente, es urgente que exijamos políticas de inclusión por una parte y, por otra, desarrollemos la cultura de la responsabilidad ciudadana para evitar el rechazo social a estos colectivos. No es de recibo que cuando los políticos intentan dar respuesta social a problemas sociales, como en el caso del colectivo rumano en Córdoba o del centro de inmigrantes en Lucena, aparezcan ciudadanos oponiéndose a tales medidas. Cada ciudadano, cada barrio, cada distrito tiene que asumir su cuota de responsabilidad y de solidaridad. Para ello es fundamental diseñar estrategias que posibiliten distribuir las medidas de manera equitativa y cohesionada y así poder favorecer su asimilación por la mayoría de la población. Esta ciudadanía podrá comprobar que su miedo al diferente y a lo diferente es infundado y fruto del desconocimiento, de los estereotipos y de una desvirtuada información. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

REFLEXIONES DE CARA AL 28 (2ª PARTE)

¡QUE HÉRCULES NOS PROTEJA!

LA HETERODOXIA DE LA SEMANA SANTA ANDALUZA DIOSAS DE LA PRIMAVERA ANDALUZA